Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúa utilizando este sitio asumiremos que está de acuerdo.

Ruta de Las Fuentes.

Ayuntamiento de El Borge
Ayuntamiento de El Borge
Ayuntamiento de El Borge  • ayuntamiento@elborge.es  • 952 512 033

Ayuntamiento de El Borge

El pueblo cabecera
El pueblo cabecera
El pueblo cabecera
Ayuntamiento de El Borge
Ayuntamiento de El Borge  • ayuntamiento@elborge.es  • 952 512 033

Ruta de Las Fuentes.

Desde tiempos de antaño, siempre se ha escuchado decir que “donde hay agua, hay vida” ya que en la antigüedad sino tenías agua para abastecer tus campos y tu ganado, no tenías para comer ni para vivir. De ahí la importancia que le daban a tener el agua al alcance, para poder realizar sus labores, llevando a cabo la construcción haya por el siglo XV de numerosas fuentes que proporcionaran el abastecimiento de agua suficiente al pueblo.
Como hemos mencionado, anteriormente usadas para el ganado o la agricultura, para lavar la ropa o llenar el cántaro de agua para echar el día, numerosas eran las funciones de las fuentes que hoy en día quedan en El Borge y que sirven de regocijo para nosotros debimos a su belleza y singularidad.
- Nuestro paseo comienza por la “Fuente del Vendimiador” obra del escultor Aurelio Fernández, natural de El Borge. La fuente de la vendimia se realizó en homenaje a la labor de los vendimiadores que transportaban las uvas desde las viñas con una canasta con colmo hasta los paseros que en la mayoría de las veces se encontraban a un gran distancia desde la viña por lo cual debían de sortear grandes tajos y lomas. La escultura muestra al vendimiador con la canasta en la cabeza y con un canasto en el brazo, este se encuentra vestido con la indumentaria típica de los vendimiadores. Tiene una altura de 2 m. y pesa en torno a 2 toneladas. En el entorno de la fuente se encuentra un pequeño lagar tales como los típicos de El Borge. El agua cae en forma de cascada procedente de manantial natural ubicado en el paraje de la Fuensanta.

- Continuando nuestro paseo por calle Carril llegamos a la Plaza Rafael Alberti donde nos encontramos con la famosa y conocida “Fuente de la Gallina” cuyo nombre proviene del grifo que imita a una gallina. Ha sido siempre una fuente muy utilizada por los vecinos y vecinas debido a su ubicación muy céntrica en el pueblo. Hoy día, sigue siendo muy concurrida para caminantes y visitantes.

- Habría estado bien remojarse en la fuente anterior puesto que ahora vamos a subir a una de las zonas más altas del pueblo como su propio nombre indica, el Barrio Alto. Allí encontramos la “Fuente La Fruja” que le da nombre a la calle. El agua de esta fuente se transporta desde su nacimiento en el Arroyo “Barrio Cara”, y donde antiguamente era muy utilizado por todos los vecinos, para diferentes labores. En esta fuente podemos disfrutar de magníficas vistas al pueblo y descansar.

- Y como todo lo que sube bajA, en nuestra ruta, ahora nos toca bajar todo lo que antes hemos subido y bajamos hacia la Plaza del Pocillo donde se ubica la “Fuente de las Tres Aguas” la cual nos permite tener el privilegio de encontrar en un mismo punto el abastecimiento de tres fuentes de agua de diferente procedencia: río, Alcua y pantano. Estos son los tres manantiales que abastecen esta fuente con un encanto característico. Situada en una plaza donde antiguamente se llevaba a cabo la venta ambulante del pueblo, no era raro ver a la amas de casa llevarse junto a la compra del día, la tinaja o botella llena de agua para los hogares.

- Nos tenemos que marchar a una zona totalmente diferente del pueblo y casi en su otro extremo para llegar hasta “La Fuente del Cuerno”. Es una fuente de origen árabe restaurada. Su nombre procede de un cuerno de cabra que adornaba la construcción. Presenta un pilar que recoge el agua extraída de la fuente por una bomba de mano. Cuentan los antiguos que en antaño esta fuente era el modo de abastecimiento de agua para muchos de los lugareños, quienes sufrían duros temporales de sequía, que se unía a la falta de redes de abastecimiento en las casas. No era difícil ver a los más jóvenes de las casas cántaro o balde en mano o cabeza carreando agua para las labores del hogar. Además, era lugar de encuentro y charla de las mujeres que acudían a la dicha fuente para poder lavar sus ropas a mano, frotando con su jabón y con la única ayuda de su tabla de madera.

-  Por último, en la calle de los Caños escondidas entre casas blancas y pequeñas calles, nos encontramos con la Fuente que le da nombre a esta calle y que popularmente conocida como la “Fuente de Los Cañicos”, denominada así puesto que sus grifos son tubitos pequeños que sobresalen de la pared

.FuenteParque FuenteFuente del CuernoFuente de la FrujaFuente de las 3 AguasFuente de la Vendimia El Borge