Esta web utiliza cookies para obtener datos anónimos de acceso. Si continúas navegando, consideramos que aceptas nuestra política de cookies.

×

El Orangutan

Ayuntamiento de El Borge
Ayuntamiento de El Borge
Ayuntamiento de El Borge  • ayuntamiento@elborge.es  • 952 512 033

Ayuntamiento de El Borge

El pueblo cabecera
El pueblo cabecera
El pueblo cabecera
Ayuntamiento de El Borge
Ayuntamiento de El Borge  • ayuntamiento@elborge.es  • 952 512 033

El Orangutan

EL ORAGUTÁN

El Orangután Por la falda de Santón- Pitar termino de El Borge, se estuvo rumoreando durante algún tiempo que andaba suelto un orangután, bien escapado de un circo o de algún propietario que lo tenía enjaulado.

El caso es que los vecinos del pueblo (que eran muy pocos los que habían visto semejante animal) bien en libros o en el cine ya que no existía la televisión, estaban verdaderamente asustados, pues se comentaba la gran fiereza del animal.

Una noche de rueda y fiesta en un lagar de este partido, cuando todos estaban cantando y bailando, unos cuantos, diseñaron una broma que consistió en disfrazarse de animal cubriéndose con una piel de cabra y colocarse en uno de los bazares del cortijo. Otro, que era confidente de éste apagó la luz, lo que produjo alborotos y chillidos, sobre todo por parte de las mujeres, pero aún mas cuando una de ellas al querer encender la luz tocó al que se había disfrazado de orangután, lo que hizo montar en verdadera histeria colectiva a todos cuantos estaban allí.

Este echo fue recogido por unas coplillas de una comparsa del Carnaval de aquel año.

Por el cerro de Santopita
ya no se puede pasar
porque dicen que en el lagar Lorpica
han visto un arangután

Es un bicho muy feo
dice una muchacha que lo vió
que estaba partiendo almendras
debajo de un pizarrón.

Después con el tiempo se pudo comprobar que todo este rumor era infundado, pues nunca se paseo ningún animal de esta especie por Santón Pitar; esta historia había sido impulsada por el propietario de unas hermosas higueras brevales que no quería que se las comieran los demás vecinos, que en aquellos años de hambre era razonablemente lógico.

Aunque otros aseguran que este rumor pudo ser difundido por uno que tenía relaciones amorosas secretas con una vecina y utilizaba dicho disfraz de Orangután para no ser reconocido.

Popular recogido e interpretado por:

Antonio Velasco y José A. Ponce